jueves, 29 de marzo de 2007

Editoras en el FNAC

Reporduzco íntegro el artículo de Eva Orúe sobre las jornadas dedicadas a las mujeres editoras, en FNAC, hace unos días.

Femenino plural
Reunimos en FNAC a Blanca Rosa Roca, directora de Roca Editorial, Esperanza Moreno, editora (ficción y no ficción) del Grupo Edaf (Algaba Ediciones y Editorial Edaf), y Valerie Miles, Subdirectora de Alfaguara y codirectora de la revista Granta en español, para hablar del mundo de la edición desde su perspectiva de mujeres, no en vano la cita estaba fijada para el 8 de marzo.
Coincidieron las tres en señalar que, si bien la presencia femenina es abrumadoramente mayoritaria en muchos sectores del sector (agentes, departamentos de prensa, edición), pocas son las que llegan a esos puestos donde de verdad se cuecen las cosas. Aunque, como apuntó Miles, las cosas pueden estar cambiando: la prueba es que en EEUU, los dos grandes-grandísimos grupos de edición, Random House Mondadori y Harper Collins, están dirigidos por mujeres.
La conversación nos permitió constatar la mala salud de hierro del mundo editorial, siempre en crisis, siempre creciendo. En ella...
... se apeló a la responsabilidad social (ética, moral, cultural) de las editoriales, que sí son negocios, pero cuya labor va más allá de cuadrar balances.
... se aseguró que las nuevas tecnologías, que para algunos en el sector son “el enemigo”, no sólo son ineludibles, sino aliadas, y aunque las participantes no creen que van a suponer la desaparición del libro, sí anotan que el e-book, cuando encuentre un formato agradable, tendrá adeptos (como los tiene entre los profesionales que, en las ferias, se ahorran cargar con toneladas de libros y se cargan las obras en la maquinita), y que los libros grabados en el iPod pueden ser una alternativa para muchos.
... y se criticó la actitud de un determinado tipo de escritor, el que sólo quiere publicar para vender, el que ha perdido la noción de la escritura como oficio solitario y disciplinado, el que no entiende que una obra se construye paso a paso, libro a libro.

4 comentarios:

Camilo de Ory dijo...

Bueno, el que haya mujeres editoras es una buena noticia para los jóvenes escritores de irresistible atractivo físico como yo. Ahora sólo hay que averiguar a qué bares van y tirar de encanto y capacidad de seducción.

Éste día tenía que llegar.

Un saludo, amigo.

ORENEZ dijo...

Jajajajaj, muy bien, Camilo. A por ellas tú que puedes...

Juan Carlos Márquez dijo...

A mí también me coge un poco tarde lo de las editoras. Mi fantasía sexual es que me persigan ellas, pero por interés literario. Eso sí que me pondría. Muy buenas, Javier. Enhorabuena por el estreno de blog.

Inma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.